Prensa o Buitres



La imagen del periodista argentino en el 2014 está por los suelos y esto tiene un costo.  Relativizar permanentemente los hechos trae aparejado impunidad, todo se vale. Argentina está sufriendo las consecuencias de tener dirigentes corruptos enfrentados a los grandes multimedios de comunicación. La idea de combatirlos formando un aparato de propaganda del relato oficial resultó en un espiral de acusaciones públicas que terminaron por desnudar las bajezas del poder. Carroña para los buitres.

Algo que pasó muy desapercibido la semana pasada fue una declaración de Robert Cohen, abogado del fondo buitre de Paul Singer, al programa de Jorge Lanata. El jurista sostuvo que el disparador clave del operativo de presión hacia Argentina fue el trabajo realizado por Periodismo Para Todos “La Ruta Del Dinero K”. Allí se acusaba a Lázaro Báez de lavar dinero para la familia Kirchner. A pesar de que Lanata sabía que ésta declaración de Cohen iba a colocarlo en el ojo del huracán, decidió igualmente mostrar aquella parte de la nota.  La respuesta del Gobierno no fue simplemente desacreditar lo sostenido en el programa periodístico de Canal 13 a través de su aparato de propaganda (678, noticieros oficialistas, América,C5N, etc). Una línea se había atravesado, había que tomar medidas drásticas al respecto. Una semana después de que el abogado buitre se exprese, el AFSCA decidió avanzar contra el Grupo Clarin.

Mas allá de esta esperable decisión gubernamental de matar al mensajero, tenemos que hacer un mea culpa. Lamentablemente, a muchos nos costó darnos cuenta del motivo que había disparado la pelea del Estado contra los Holdouts. El desconcierto se puede resumir en el eslogan oficialista “Patria o Buitres”. Como suelen decir los médicos expertos en diagnósticos, la explicación más simple es siempre la correcta. A la República Argentina la había dejado expuesta la corrupción de sus dirigentes políticos. Sin embargo, no estuvimos (ni estamos) preparados como audiencia para escuchar y dar crédito a una explicación tan simplista. Con esta idea no me refiero al público poco instruido o poco calificado, de hecho, estoy pensando en todo lo contrario.

Hay un discurso propio del establishment intelectual argentino que tiende a relativizar toda información contraproducente para el modelo oficial. El gran nivel intelectual y la gran capacidad para el discurso de estos intelectuales les permite penetrar en la opinión pública con mayor éxito del que muchos creen. Sus postulados, incluso, logran influenciar a gente de otros partidos políticos (sobre todo con cierta tendencia izquierdista). Los llamados intelectuales K, que no son solo los representantes de Carta Abierta, al igual que la prensa marcan agenda.
En el ámbito académico, y en muchas esferas de toma de decisiones, sostener que las investigaciones del equipo de Jorge Lanata son reveladoras y claves para motorizar la justicia de forma punzante y eficiente es creer en cuentos de viejas chismosas. Lamentablemente,  Paul Singer no pudo nutrirse de todos los jugosos debates sobre como los monopolios multimediáticos en Argentina manipulan la información y participan en la corrupción. A pesar de ello, el dueño de Elliot Management Corporation, a fuerza de mecanismos extorsivos, está cerca de llevarse 1.300 millones de dólares de las arcas del Banco Central.


Por Pablo Ruybal
pabloruybal@turealidadparalela.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s