Cormillot: “La salud no está en la agenda de los gobernantes”

En una nota exclusiva con Tu Realidad Paralela, el Doctor Alberto Cormillot comentó que la Ley de Obesidad quedó trabada por la presión de la Industria alimentaria y las provincias azucareras. Ademas, señaló que en nuestro país no se conocen estadísticas oficiales de enfermedades severas y muchas veces mortales como la Bulimia y la Anorexia. 

Una de las principales conquistas del programa “Cuestión de Peso” fue, sin dudas, hacer que el congreso reciba el proyecto para la Ley de Obesidad. En 2007 cerca de 10 mil personas se reunieron frente al Congreso de la Nación para pedir por la Ley que reivindicaba el derecho de las personas con sobrepeso a hacer tomadas como enfermos e instalaba el tema de la obesidad en el centro de las problemáticas de salubridad.

El objetivo que perseguía esta gran manifestación popular era, en primer lugar, que el Estado reconozca a la gordura como una enfermedad y que, a partir de allí, se tomen medidas para prevenirla.
Muchos años han pasado desde entonces y hoy la Ley que movilizó a miles de personas se encuentra encajonada y archivada. Cormillot comenta al respecto: “La Ley de Obesidad tuvo un éxito parcial. Se logró que  en algunos hospitales se atiendan a las personas con problemas de peso pero nunca se aceptaron los puntos mas importantes, sobre todo, los que buscaban prevenir la enfermedad”.

Lo llamativo de esta situación fue que la Ley encontró fuertes oposiciones de sectores que poco tenían que ver con la salud. A la ya previsible oposición de las Obras Sociales, históricamente en contra de atender cualquier tipo de enfermedad preexistente, se le sumó la fuerte presión de sectores relacionadas a la Industria de los Alimentos y las provincias azucareras (Tucumán, Salta, Jujuy, Santa Fé y Misiones).  Cormillot cuenta que él mismo asistió a debates sobre la ley en donde los propios representantes de la industria alimenticia hacían todo lo posible para que la Ley no avance: “Una vez que terminó aquel ciclo del programa y la presión que desde allí ejercíamos comenzaron a surgir las trabas”, Señaló el nutricionista.

Ademas de la obesidad, otras enfermedades graves derivadas de los trastornos en la alimentación como la Bulimia y la Anorexia no tienen registros estadísticos oficiales  en Argentina. Esto resulta grave pensando que seria imposible determinar una tendencia creciente en el desarrollo de enfermedades que pueden derivar en la muerte y que están directamente relacionadas a cuestiones socioculturales. Cormillot sostiene: ” La salud y la educación no son  temas de agenda hoy en día. Los gobernantes están mas preocupados por la inflación, el control de precios o el transporte”.

Esta situación tiene dos conclusiones. La primera el evidente problema que tienen los políticos para sentar prioridades a la hora de gobernar para el pueblo soberano (la salud y la educación deberían estar por sobre cualquier otro asunto) y, en segundo lugar,  que la politica se mueve con un ojo en la posible repercusión publica que tengan sus decisiones sin importar el concreto beneficio que pueda llegar a tener el ciudadano. Estas son las situaciones que llevan a pensar que la politica  hace tiempo que dejo de ser un servicio publico para convertirse, hoy mas que nunca, en una manera de obtener beneficios a través del poder.

Por Pablo Ruybal
pablomruybal@turealidadparalela.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s