Muertos de felicidad

Midland (2):

(1) Peralta Cabrera; (4) Andres Siena, (2) Leonardo Gomez, (6) Alan Bezzone, (3) Emir Ham; (7) Gustavo Gutiérrez, (5) Matias Giménez, (8) Luis Ferreira, (10) Guillermo Almada Flores; (11) Nicolás Slimmens, (9) Damian Solferino.
Suplentes: (12) Matias Mansilla, (13) Gonzalo Pérez Vazquez, (14) Juan Heredia, (15) David Rodríguez,  (16) Guillermo Bogado,  (17) Antúnez,  (18) Joel Del Puerto.
D.T.: Manuel Madoni.
A.C.: Luciano Antonelli.
P. F.: Guido Para.

Goles: 15′ PT Almada Flores (Penal), 27′ PT Slimmens.

Cambios: 17′ ST David Rodríguez por Guillermo Almada Flores, 22′ ST Guillermo Bogado por Gustavo Gutiérrez, 36′ ST Gonzalo Pérez Vazquez por Nicolás Slimmens.

Amonestados: 32′ PT Matías Giménez; 22′ ST Damián Solferino, 26′ ST David Rodríguez, 34′ ST David Rodríguez.

Expulsado: 34′ ST David Rodríguez.

Deportivo Merlo (0):

(1) Lucas Di Grazia; (4) Daniel Fuente, (6) Gabriel Ferro, (2) Guillermo Baez, (3) Zelmar García; (8) Osvaldo Vila, (5) Cristian Giróni, (11) Armando Panceta, (10) Pablo Azcurra; (7) Martín Veían, (9) Javier Molina.
Suplentes: (12) Millón Hablen, (13) Martín Olmedo, (14) Diego Montellano, (15) Denis Brizuela, (16) Mariano Romero, (17) Guillermo Carrizo, (18) Agustín Graneros.
D.T.: Marcelo Straccia.
A.C.: Ezequiel Giacaglia.
P.F.: Walter Gerpe.

Cambios: 34′ PT Agustín Graneros por Osvaldo Vila; 0′ ST Guillermo Carrizo por Cristian Giróni, 27′ ST Mariano Romero por Javier Molina.

Amonestados: 37′ PT Guillermo Baez.

Expulsados: No hubo.

Arbitro: Antonio Amato.
1er Asistente: Carlos Ivalde.
2do Asistente: Luis Rotman.

Hora: 11:00
Estadio: Ciudad de Libertad (Midland)

Por la mañana del domingo, Midland recibió a Deportivo Merlo en Libertad para disputar una nueva  edición  del Clásico  del Oeste tras 16 años sin verse las caras.  Por primera vez en la historia, el Funebrero derrotó al Depo 2-0 con goles de Guillermo Almada Flores (de penal) y de Nicolás Slimmens, y el cementerio se vistió  de fiesta.

Luego de 16 años, Libertad se vio inundada de ansias y nerviosismo. Antes del encuentro, las facciones disidentes se encontraron fuera del Estadio  y la policía las disuadió con balas de gomas y gases lacrimógenos.

El encuentro comenzó con Midland ahogando a su rival. No habían pasado los 10 minutos de la primera parte, que el local ya había tenido tres chances de abrir el marcador, incluido un claro penal a su favor que el árbitro obvió. A los 13, Almada Flores se adentró al área rival, quiso habilitar a un compañero, pero lo que la pelota encontró en su lugar fue la mano intencional de Guillermo Baez. En ésta ocasión, Antonio Amato no vaciló y pitó  la pena máxima a favor de los de Manuel Madoni que el mismo Almada Flores canjeó por gol. El equipo de Marcelo Straccia intentó llegar a la igualdad, pero chocó con una línea de cuatro bien parada y comandada por Alan Bezzone que rechazaba todo lo que le llegaba. Tal es así que a los 27′, reventó la pelota para despejarla y pareció que la bocha se iba directamente  a la tribuna,  pero, inexplicablemente, cayó dentro del campo de juego encontrando a Damian Solferino para que evitase el lateral. El “9” trabó y le ganó la posesión a su marcador y arremetió  con toda velocidad al arco contrario. Adentrándose al área,  habilitó  sutilmente a Slimmens que con un toque corto y por debajo del arquero Lucas Di Grazia estampó el merecido 2-0.

En la segunda parte, la visita insinuó una mejoría con el ingreso de Guillermo Carrizo quien, junto a Agustín Graneros, se hicieron cargo de un insípido Deportivo Merlo. De esta manera,  el Depo tuvo su primera oportunidad a los 10′ del complemento: tras un corner desde la izquierda, Zelmar García ensayó  un soberbio cabezazo y le rompió el travesaño a Peralta Cabrera que ya nada podía hacer. Midland se sintió  más  que cómodo con el resultado y ya no se lo vio tan avasallador como en la primera mitad. Pero algo insólito  ocurriría  en el partido. David Rodríguez  sufrió la rotura de su camiseta,  por lo que se la cambió  e ingresó nuevamente al campo de juego. Lo que no se fijó, fue que su nueva casaca no llevaba su número en la espalda, sino que se metió  con la 7, que ya estaba siendo utilizada por Gutiérrez. El juez lo notó  y correctamente  amonestó al 15. Para peor, a los 34′ David Rodríguez demoró  en exceso la ejecución  de un córner y vio la segunda amarilla y, consiguientemente, la roja. El Deportivo intentó por todos lados establecer la diferencia del hombre de más, pero su propia incapacidad le jugó  en contra y el local resistió a base de actitud y garra hasta el final sin mayores sobresaltos.

Antonio Amato decretó el final para desatar la locura de todo Libertad. Merlo se hundió en el promedió  y el Funebrero hizo historia en un  clásico que quedara para el recuerdo.

Facundo Fagnano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s